Hace pocos días me enteré que uno de los lugares con más encanto que he conocido está en peligro. En el Cenote Manatí se planifica la construcción de un complejo hotelero que dañará este entorno seriamente.

Día a día nos llegan noticias de lugares singulares en el mundo que están siendo destruidos por intereses económicos. Cuando esto ocurre cerca de casa participamos en las movilizaciones a nivel local. Claro está que como buceadores nos afectan más todas aquellas amenazas al medio marino. Sabemos qué riqueza hay bajo el agua y nos sentimos abanderados en su defensa. No puede ser otra manera, nos toca difundir la belleza de la que tanto disfrutamos y, por tanto, poder preservarla.

En esta ocasión el Cenote Manatí me pilla un poco lejos. Un océano de por medio. Sin embargo, cuando hace algo más de un año un buen amigo me mostró este lugar me contagió su magia y hoy me siento también cómplice de esta causa.

Vicente Fito de Playa Diving Center nos llevaba una mañana a bucear a una cueva de la zona de Tulum pero nos dijo “De camino vamos a parar en un sitio muy especial, os lo quiero enseñar. Vais a flipar” Y así fue. Nos encontramos con un cenote que desemboca en el mar. Un ecosistema de manglares, selva y playa caribeña. No es un sitio sin tocar, existen construcciones a pie de playa. Sin embargo, es uno de esos pocos lugares que había conseguido tener un equilibrio sostenible. Un pequeño centro de buceo, un hotelito y un restaurante acogen a los visitantes orgullosos de su entorno.

El Cenote Tankah, es llamado Manatí porque viven manatíes en sus aguas. También es llamado Casa Cenote, es la casa de especies endémicas de agua dulce  y otras especies marinas que se reproducen en él.  En sus manglares y la selva colindante viven jaguares y anidan varias especies de aves migratorias. Todo en un bello y delicado equilibrio.

Este entorno es la desembocadura al mar del sistema de cuevas Nohoch Nah Chich, que está además conectado de forma subterránea el sistema fluvial más largo del mundo: Sac Actun. Más de 300 kilómetros de intrincadas cuevas conectando distintos cenotes de la zona de Tulum. Los más conocidos para nosotros: Sac Actun, Aktun Hu, Pit, Pet Cementery y Dos Ojos.

Para los queráis leer un artículo científico muy reciente sobre  este sistema de cuevas, aquí tenéis la referencia:

Kambesis, P.N. and Coke IV, J.G., 2016. The Sac Actun System, Quintana Roo, Mexico. Boletín Geológico y Minero, 127 (1): 177-192 ISSN: 0366-0176 (http://www.igme.es/Boletin/2016/127_1/BG_127-1_Art-12.pdf)

Y para los que queráis disfrutar de unas imágenes increíbles del sistema de cuevas Nohoch Nah Chich:

Como os decía al inicio, recientemente me llegaron noticias de la reciente amenaza para el Cenote Manatí. La sombra de la construcción de un complejo hotelero pone en peligro este rico, importante y delicado ecosistema. Vicente Fito nos ponía en alerta a través de su página de Facebook . La comunidad local ha puesto en marcha la difusión del Movimiento Cenote Manatí. Alertando a instituciones y asociaciones del inminente comienzo de unas obras que dañarán de forma irreversible la zona.

Esta carta anónima dirigida a los dueños del terreno advierte de la organización y movilización que está puesta en marcha:

http://www.integranoticias.com/noticias/movimiento-cenote-manati-carta-de-fuente-anonima/

¿Y qué es lo que nos toca hacer ahora? Informarnos y difundir. Este es el objetivo de este post. Compártelo en redes sociales si te ha interesado, envíaselo a tus amigos. Hagamos ruido, aunque sea lejano, por suerte en esta ocasión compartimos idioma con las autoridades competentes. Salvemos el Cenote Manatí.

 

Foto de portada: FlyNRec Aerial Video and Photo

Share This