¿Aire profundo? ¡No, gracias!

Recuerdo mi primera inmersión profunda como en una nebulosa. Por supuesto, era una inmersión de curso y estaba guiada por mi instructor que ya me había advertido de los síntomas de la narcosis. Con un par de ejercicios comprendí fácilmente lo que suponía estar a más de 30 metros respirando aire: feliz como una niña e incapaz de hacer una multiplicación simple.

Y a partir de ahí parece que si no pasas a buceo técnico no hay forma de escapar del martirio de la narcosis aún cuando el rango de los 30-40 metros puede ser visitado desde buceo recreativo con las medidas de precaución necesarias.

Aquí son muchos los buceadores que me dirán que en ese rango todavía se puede bucear con aire y que no se nota nada especial. Siento ser tan crítica en este tema, aunque tampoco suelo discutir en exceso sobre ello. Aquel que comenta que está como una rosa a 40 metros y que es capaz de hacer el cubo de rubik con una mano que no siga leyendo este artículo porque no encontrará nada de provecho en él.

El conocimiento científico ha dado ya suficientes conclusiones empíricas sobre como nuestro rendimiento intelectual se ve afectado al respirar aire a ciertas presiones parciales. No sólo la habilidad matemática se ve mermada a profundidad sino que nuestras capacidades de lógica, análisis, reacción y toma de decisiones se encuentran reducidas significativamente.

Además de lo puramente cognitivo, está el componente emocional que se activa también con la narcosis. Habitualmente sentimientos de bienestar y euforia que llevan a la despreocupación por la seguridad. Aunque también pueden intensificarse ansiedades hasta reacciones de miedo o pánico.

¡Esquinazo a la narcosis!

Al mundo del buceo recreativo se han ido acercando en los últimos años técnicas y materiales utilizados en otros ámbitos del buceo como el técnico, profesional o militar.

NITROXEn el caso de los gases que respiramos ocurre lo mismo, en la última década se ha generalizado el uso del NITROX como una mezcla muy bondadosa en el buceo recreativo. Nos permite realizar inmersiones más largas y/o más seguras en el rango de los 18-30 (para un estándar EAN32). Aunque sería recomendable utilizarlo en todas nuestras inmersiones, por debajo de los 18 metros nos suele resultar caro y más allá de los 33 metros es inviable debido al riesgo de hiperoxia.

¿Y qué nos queda entonces para optimizar el tramo de los 30-40m? Según la formación tradicional de buceo el aire sería la opción, y en la mayor parte de los cursos introductorios al mundo técnico esto es lo que nos encontramos: buceo con aire más allá de los 50 metros.

Sin embargo, desde otros enfoques formativos el planteamiento es bien distinto, y esta ha sido una de las razones por las que me atrajo tanto el DIR y terminé por formarme en sus protocolos a través de UTD.

El salto entre el buceo recreativo y el técnico se realiza de forma menos traumática para los buceadores que quieren arrancar a bucear de forma segura a cotas más allá de los 30 metros.

A partir del curso REC 3 (UTD Recreational 3) se comienza a utilizar parte del material que tradicionalmente siempre se ha considerado técnico como el bibotella con alas y doble regulador en configuración hogarthiana, además de usar helio como gas para mezclas respirables de buceos que se planifiquen para más de 30 metros.

ANALIZANDO

Y aún así curso REC 3 sigue siendo buceo puramente recreativo ¿Qué lo distingue entonces de una formación técnica? Básicamente se diferencia en que no se exceden los límites de no descompresión.

¡Un Carbonero en todo su esplendor, por favor!

Un ejemplo del tipo de inmersión que nos permite optimizar este curso es el El Carbonero (SS Thordisa) Este pecio se encuentra en Cabo de Palos y ha sido una inmersión realizada habitualmente por buceadores avanzados con aire y monobotella. Se encuentra en un fondo entre 35 y 45 metros.

BOTELLON HELIOSi nos ajustamos a una planificación con aire puramente recreativa (Echo mano a mis tablas SSI) nos encontramos que podríamos hacer 5 minutos de tiempo de fondo a una profundidad máxima de 39 metros, pienso que no le podría sacar mucho más tiempo de inmersión a mi ordenador de buceo…

Sin embargo, utilizando una mezcla adecuada para esa profundidad (Helitrox 25/25) podemos planificar un tiempo de fondo de 15 minutos con una profundidad media de 39 metros aplicando la estrategia de ratio deco.

Otras ventajas del uso de Helitrox 25/25 (25% O2 y 25% He) en el rango de los 30-40 metros, además de un mayor tiempo de fondo dentro de los límites de no descompresión son:

  • Narcosis equivalente menor a 30 metros (mayor lucidez)
  • Menor estrés fisiologico post-inmersión (menos modorra)
  • Menor acumulación de CO2 (menor esfuerzo respiratorio)

Insisto en la diferencia entre ver un pecio a esta profundidad respirando aire o una mezcla que me ofrece una profundidad equivalente de narcosis 25 metros. No es lo mismo, ni para disfrutarlo, ni para resolver una emergencia durante la inmersión.

Por este motivo existen centros de buceo que ya están ofreciendo a sus clientes buceadores bautizos de mezclas con Helio para disfrutar en condiciones este tipo de inmersiones.

Aunque, para ser sincera, no todo son ventajas, como casi siempre lo bueno se paga. Esta es la mayor pega del Helio, por ser un gas escaso es bastante caro, así que cada inmersión que hagamos nos resultará un tanto más cara que con aire.

Por otra parte, este punto de vista le puede parecer descafeinado a muchos buceadores… ¡Para hacer eso me paso al técnico! Sin embargo, también hay muchas personas que les gustaría realizar este tipo de inmersiones de forma segura y, por las razones que sea, no les interesa adentrarse en el mundo del buceo técnico. Esta sería su opción.

¿Y a tí? ¿Te encaja bucear así?

Share This