Arranco este post con mucha motivación por compartir mis experiencias como principiante en el mundo de la apnea. Sois muchos los que me habéis hecho preguntas durante esta última temporada al ver mi nivel de “enganche” en esta actividad. Lo cierto es que no me siento ninguna eminencia para hablar del tema pero muchas veces se despejan más dudas con alguien que nos parece más cercano que con un experto, así que os pido una lectura, por favor, desde ese prisma…

Hace ya algo más de un año que arranqué realizando un curso inicial de apnea. Me acerqué, como muchos otros buceadores, interesada en mejorar técnicas de respiración y relajación con el objetivo de aumentar la seguridad en mis inmersiones habituales.

Imaginaba que habría diferencias entre el buceo con botella y la apnea, sin embargo, jamás pensé que me encontraría con otro modo de ‘vivir’ el mar, otra manera de ‘sentir’ el agua…

Un mundo de sensaciones…

Los que llevamos un tiempo buceando y nos sentimos cómodos en el agua es habitual que comentemos la sensación de bienestar que nos provocan las inmersiones. Todos conocemos los beneficios del buceo, y más concretamente, esa placentera sensación de ensimismamiento y evasión de los problemas “terrestres”.

12032158_1185581568124502_6681443269891162732_nEn el caso de la apnea estas sensaciones se viven de forma aún más intensa y profunda. Me explico, la concentración y relajación previa que se requieren para realizar cada una de las bajadas en apnea facilitan la consciencia de las percepciones propias. La manera en que tomamos la última bocana de aire que entra en nuestros pulmones, la sensación de presión, cada compensación de oídos… Cada segundo es importante, cada instante es intenso…

¿Cómo es un curso inicial de apnea?

La apnea, igual que el buceo en general, tiene su proceso de aprendizaje y mejora. En el curso inicial de apnea, igual que en el Open Water, aprendemos con seguridad las técnicas básicas para poder sumergirnos, en este caso conteniendo la respiración. Paso a paso, esta formación nos abre las puertas al nuevo mundo de sensaciones que os comento.

Como sabéis existen varias disciplinas en la apnea. Os describo de forma llana las que se practican desde un inicio:

  • Apnea Estática ¿Cuánto tiempo aguantas sin respirar? Habitualmente se realiza en piscina, con agua calentita y quieto, quieto.
  • Apnea Dinámica ¿Cuánta distancia puedo nadar sin respirar? También se realiza habitualmente en piscina. Y se trata de realizar aleteando un largo tras otro.
  • Apnea Libre ¿Cuánta profundidad puedo bajar con la ayuda de un cabo? Se practica en el mar. Nos ayudamos de un cabo para bajar y subir tirando de él. Especialmente adictiva, mística y sencilla en el inicio.
  • Apnea en Peso constante con aletas ¿Cuánta profundidad puedo bajar aleteando? También es una disciplina de mar y se trata de aletear al lado del cabo sin ayudarme de él. Requiere de un golpe de riñón y un aleteo totalmente refinados para no agotar todas las reservas sólo con despegarse de la superficie.

Cada una de estas modalidades se practica en el curso inicial. Todas ellas son sorprendentes desde el principio. Habitualmente nos enamoran la apnea estática y la libre porque con muy poca técnica conseguimos realizar tiempos y profundidades que jamás hubiésemos imaginado. En el caso de la apnea dinámica y el peso constante normalmente se convierten en un elemento motivante de mejora y entrenamiento posterior.

El curso se completa con clases teóricas de física y fisiología, talleres de relajación y respiración, además de ejercicios de rescate de compañero.

Compañero, sí, compañero de apnea.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERAEste es otro de los aspectos sobre los que merece la pena pararse a hablar un rato. Igual que en buceo, en apnea siempre se entrena con un compañero que te realiza la seguridad de cada una de tus bajadas o inmersión en piscina. No sé por qué motivo me había imaginado que era un deporte solitario (quizás por tanto pescasub que veo sin compañero) y altamente competitivo (esto me vendría de ver los vídeos de campeonatos).

Mi forma particular de vivir el buceo, en equipo, independientemente del nivel de sus integrantes, y con el objetivo final de diversión por encima de todo, chocaba con estas ideas preconcebidas que tenía sobre la apnea.

Muy al contrario, me he encontrado con una actividad en la que las personas que lo practican se apoyan mutuamente para alcanzar sus objetivos y adaptan sus entrenamientos al nivel de sus compañeros. Los egos se quedan en tierra y al agua sólo llega el compañerismo.

¿Qué tengo que tener en cuenta antes de empezar un curso de apnea?

Como siempre lo más importante es localizar a un buen instructor, que practique apnea habitualmente y tenga esa paciencia que todos necesitamos al principio.

Si lo puedes realizar en tu zona habitual de buceo mucho mejor. Así después podrás practicar en las mismas condiciones y quizás salga un grupo de gente con el que después puedas entrenar. Muchos instructores de apnea se desplazan para realizar sus cursos y así adaptarse a las necesidades de cada zona puesto que aún existen muy pocos centros de apnea.

Si vas a hacer un curso de apnea en piscina en invierno o porque vives en una zona de interior, yo me aseguraría de tener la posibilidad real de continuar posteriormente con la parte de mar. De esta manera podrás probar las sensaciones de las otras disciplinas y obtener la certificación completa más adelante.

Nunca compres material de apnea sin asesorarte previamente con tu instructor, ya sabes que muchas veces por emocionarnos acabamos comprando dos veces… Seguro que más de uno tiene una monoaleta en el armario que todavía no ha conseguido dominar, pero es tan bonita…

De la misma manera que tenemos los cursos avanzados en buceo, también existen más niveles de formación en apnea. En el curso de nivel avanzado de apnea se perfeccionan las técnicas necesarias para aumentar los tiempos y profundidades de apnea.

¿Te llama mucho la atención pero no acabas tener claro que esto sea para ti? También existe la posibilidad de hacer bautizos de apnea en los que tener esta primera experiencia acompañado por un instructor.

La apnea está de moda

Sí, está de moda, cada vez tiene más adeptos y es practicada como un deporte con una entidad propia, sin necesidad de estar vinculada a la pesca submarina.

Una cosa es cierta, y es que pocos deportes son tan estéticos como la apnea. Y más particularmente para nosotros, buceadores, que vamos siempre cargados de botellas, cuando vemos esas siluetas limpias, sin cachivaches, libre de movimientos… se nos cae la baba.

Las modas pueden ser pasajeras o no, aunque eso sí, siempre facilitan las cosas cuando quieres conseguirlas. Y para mí, en este momento, supone que tendré más posibles compañeros de apnea y más lugares accesibles para hacerlo, así que bienvenida sea!

Share This